miércoles, 5 de marzo de 2014

PERÚ: ¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN EL MEM?

EL NUEVO MINISTRO ¡UN GATO EN LA DESPENSA! 

ESCRIBE: JORGE MANCO ZACONETTI (Investigador UNMSM)

Según declaraciones del ex presidente del Consejo de Ministros César Villanueva al semanario “Hildebrant en sus Trece”, desde su designación al cargo y en varias oportunidades él insistía por realizar varios cambios ministeriales con el objetivo de oxigenar el gabinete, hacerlo más político, fomentar un mayor diálogo con los partidos de oposición y administrar los conflictos sociales que están obstaculizando importantes inversiones sobre todo en el sector minero energético.

Por ello demandaba el relevo del ministro Castilla en el despacho de economía y finanzas, como también insistía con carácter de urgencia hacer los cambios en los despachos de Agricultura, Producción, Salud y Trabajo (Fuente Revista Caretas 2322)

Es más, la historia es conocida a Villanueva lo obligaron a renunciar, y se quedó Castilla como un ministro fortalecido por su relación cercana con la Sra. Nadine Heredia, primera dama y presidenta del partido de gobierno y en la práctica cogobernante oficiosa con un gran poder de decisión.

Por ello, declara el ex premier “ninguno de los nombrados (como nuevos ministros) es sugerencia mía. Los cambios eran cuestión de horas. Iban a darse después del fallo de La Haya...”

Como resulta evidente el cambio del Ing. Jorge Merino Tafur en el despacho de Energía y Minas, el más importante después de la cartera de Economía, no estaba en agenda y se decidió tras bambalinas en una coordinación entre el poderoso ministro de economía y finanzas con la primera dama, con la aceptación resignada del Presidente de la República.

En la historia de los ministros de energía y minas la presencia de Merino Tafur tal vez sea la del más anodino e intrascendente  de los titulares que pasaron por dicho portafolio. Después de Jaime Quijandría, Glodomiro Sánchez, Juan Valdivia, Sánchez Gamarra, Herrera Descalzi, que tenían los méritos profesionales, técnicos y/o políticos, tal vez la personalidad de Merino Tafur sea la más “insignificante, ineficaz e insustancial” según la definición del Diccionario de la Lengua Española, sobre el adjetivo de anodino. 

Por tanto, cabe interrogarse sobre las varias razones de su salida, que van desde su desencuentro con el titular de economía sobre la compra del estado a través de PetroPerú de las acciones de Repsol en la refinería La Pampilla hasta su declarada incapacidad para encontrar una salida al ansiado Gaseoducto Andino del Sur.

Al respecto el ex ministro había realizado estrambóticas declaraciones que iban desde la ratificación inicial del proyecto Kuntur, hasta la versión del etanoducto desde Pampa Melchorita hacia el sur Ilo/Matarani, más los llamados gaseoductos virtuales que era una propuesta de la transnacional Repsol en asociación con PetroPerú.

Si a ello se suma las frustradas licitaciones en la construcción del gaseoducto paralelo a la propuesta de Kuntur que hasta ahora es la única que tiene el estudio de impacto ambiental aprobado, habrían colmado las expectativas sobre su permanencia en la cartera de energía y minas.

Un ministro anodino y ventrículo de terceros intereses tenía su tiempo de permanencia agotado, ya no era útil para decisiones claves en el sector minero energético que tienen que ver con los millonarios montos de inversiones por más de 3,500 millones de dólares en la esperada modernización de la refinería de Talara, como los más de 4,000 millones que significaría la construcción de los ductos del gas natural y líquidos de gas natural que provendrían de los lotes 58 (CNPC) y el 57 donde CNPC está en asociación con Repsol.

Si a ello se suma la privatización encubierta de PetroPerú con el listado en bolsa del 49 por ciento de sus acciones representativas del capital social en un futuro incierto, en una empresa estatal condenada a la obtención de reducidos márgenes de ganancias en razón de su condición exclusivamente refinera con participación mediatizada en la distribución mayorista de combustibles, resultaba evidente que el ministro saliente y sus “ahijados” en la petrolera estatal eran más un problema que una solución.

Es evidente que en la presente coyuntura política con el deterioro de la gobernanza por el descarado intervencionismo de la primera dama en las decisiones de gobierno, sumado al ciclo político de evidente conflicto con las regiones afectadas por la disminución del canon minero (Ancash, Arequipa, Tacna, Moquegua, Cajamarca etc.) donde su fuente se determina como una participación del 50 por ciento del impuesto a la renta abonado por las empresas mineras, el cual ha disminuido en el 2013 en 50 por ciento en relación al impuesto captado en el 2012.

Si a ello se suma la proximidad de las elecciones regionales y municipales en octubre del presente año, donde las propuestas políticas de descentralización fiscal colisionan con la centralización auspiciada por el ministerio de economía, como la férrea oposición a una serie de proyectos mineros energéticos por razones ambientales y políticas, la designación de un ministro con las características del Ing. Eleodoro Mayorga Alva resultaría problemática

¿QUIÉN ES ELEODORO MAYORGA?

Si bien su formación profesional está ligada a los años gloriosos de PetroPerú cuando la petrolera estatal tenía una presencia protagónica en el sector, con producción propia de petróleo y gas en los campos de Talara, en la selva norte y selva central, integrada a la distribución minorista con más de 78 estaciones de servicios, con la presencia de una serie de filiales como Petromar, Serpetro, Solgás, Transoceánica, la refinería La Pampilla etc.

Su desencanto en relación a la presencia estatal en el sector de hidrocarburos está ligada a las absurdas políticas populistas del primer gobierno de García Pérez (1986-1990) que descapitalizaron a las empresas públicas y en especial a PetroPerú que fue obligada a vender los combustibles por debajo de sus costos de producción, siendo más barato un litro de combustibles que una Coca Cola.

Sumado al fracaso del contrato con la Shell en la explotación de las reservas gas natural de Camisea hacia 1988, ello explicaría su alejamiento de PetroPerú hacia 1991 cuando se daba inicio a la privatización de una serie de unidades como los llamados lotes marginales de Talara (lotes I, II, III, IV, VI, VII, IX) que fueron reperfilados del gran lote X, siendo por entonces Presidente del Directorio de la petrolera estatal Jaime Quijandría Salmón quien lo convocaría a su exitosa consultora años después.

Así, como funcionario principal del Banco Mundial en la unidad de políticas del sector Petróleo, Gas, Minas y Productos Químicos 1993-2009 qué hacía el ahora nuevo ministro: recomendaba las políticas de privatización en el sector de hidrocarburos en terceros países.

Se debe tener presente que en nuestro país hacia 1993 el Banco Mundial basado en un estudio de la consultora Booz &Allen Hamilton recomendaba interesadamente la privatización por partes de PetroPerú. Esta irracional propuesta al servicio de los intereses privados en detrimento del interés público, se aplicó en el pasado y se sigue aplicando bajo el gobierno nacionalista de Ollanta Humala.

Solamente así puede entenderse la prórroga por diez años a los contratos del noroeste (lotes II y VI/VII), la extensión indebida de los contratos de los terminales que debían regresar a ser operados por PetroPerú, sumado al desinterés para la explotación de las reservas probadas del lote 64 transferido por la canadiense Talisman a PetroPerú durante la gestión del ing. Campodónico, donde existe una inversión hundida de 500 millones de dólares que han permitido descubrir más de 50 millones de reservas probadas de un crudo ligero. 

En el mismo sentido, debe entenderse la manifiesta incapacidad y desinterés para negociar la tarifa por el alquiler de las plataformas marinas del lote Z-2B que desde el contrato firmado en el año 1993 tenía su vencimiento en noviembre del 2013. Hasta ahora la oscura gestión del ahijado de Merino Tafur enquistado en la Presidencia de PetroPerú con su aprovechado gerente general  no sabe ni opina al respecto.

Por lo que hasta ahora se sigue abonando la misma merced conductiva vigente en 1993 por las plataformas cuya tarifa se fijó en 10 millones de dólares cuando el precio del crudo era menor a los 20 dólares el barril, y se sigue pagando los 10 millones por año cuando el precio del barril de petróleo ahora supera los 105  dólares.

En estas condiciones qué se puede esperar de un ministro que tiene entre sus más altas credenciales haber promovido las políticas privatizadoras en el sector de hidrocarburos que se aplicaron con altas dosis de corrupción como lo señala el Nobel de Economía del 2001 Joseph Stiglitz.

Qué se podría esperar de un ministro que hasta hace menos de dos semanas era asociado de uno de los más importantes estudios de Consultoría Empresarial con un rápido crecimiento en su clientela, el estudio Laub & Quijandría, que tiene bajo su responsabilidad de asesoría a las más importantes empresas del sector minero energético, algunas con un claro conflicto de intereses con el estado peruano.

Si bien no está en duda la capacidad académica y profesional del nuevo ministro existen dudas razonables sobre su desenvolvimiento en el sector más importante de la economía peruana que está controlado por las trasnacionales más poderosas. ¿Qué podrá hacer el nuevo ministro donde la política energética la diseñan las grandes empresas con aberraciones económicas y jurídicas que ningún país serio permitiría? ¿Qué podrá hacer el nuevo ministro para recuperar las reservas probadas del lote 88 comprometidas en el proyecto exportador de Perú LNG importante cliente de la consultora Laub & Quijandría?

En verdad, somos pesimistas al respecto, sin embargo la decisión sobre la necesidad del fortalecimiento empresarial de PetroPerú con una integración vertical como lo recomendaba últimamente el nuevo ministro en una serie de entrevistas, o la determinación política sobre la realidad del Gaseoducto Andino del Sur, podrían aliviar en algo el desprestigio y alta desaprobación del cogobierno de Ollanta y Nadine Humala. 

El perfil del Nuevo Ministro de Energía y Minas

Eleodoro Mayorga Alba 
Lima – Perú, 1947.
emayorgaalba@lq.com.pe

ESTUDIOS
Universidad Nacional de Ingeniería, Ingeniería de Petróleo (1968).
Petroquímica y Maestría en Gerencia Industrial, Universidad Católica Lovaina, Bélgica (1969 – 1972).
Instituto Francés del Petróleo, Economía Petrolera, Francia (1974-1976).
Doctorado en Matemáticas aplicadas a la Economía, Universidad de París X, Francia (1975 – 1977).

EXPERIENCIA LABORAL
- Laub & Quijandría Consultores y Abogados, Consultor Asociado (desde 2009) y Socio (desde 2011). 
- Banco Mundial – Unidad de Políticas del sector Petróleo, Gas, Minas y Productos Químicos, Economista Petrolero Principal (1993 – 2009).
- Banco Mundial – División de Energía, Especialista de la Energía (1991 – 1993).
- Petroperú S.A., Gerente de Economía, Director Proyecto Camisea y Gerente General (1983 – 1991).
- Universidad Técnica de Trondheim, Evaluador de Proyectos (1977).
- Instituto Francés de Petróleo – Escuela Nacional de Petróleo y Motores, Asistente Director de Estudios (1976 – 1977).
- Ministerio de Energía y Minas, Planificador sectorial hidrocarburos (1972 – 1975).
- Petroperú – Operaciones Nor-Oeste, Ingeniero de Reservorios (1969).

ÁREAS DE PRÁCTICA
Preparación de operaciones de préstamo y asistencia técnica en el sector petróleo y gas natural, incluyendo el desarrollo de nuevas políticas y regulaciones para asegurar la eficiencia y la transparencia en el manejo de proyectos en las industrias extractivas,  así como la protección del medio ambiente y la mitigación del impacto social durante las operaciones de exploración, desarrollo y transporte; elaboración de estudios técnico-económicos y asistencia en la solución de problemas complejos en las negociaciones de financiamiento de proyectos de petróleo y gas natural.

ACTIVIDADES ACADÉMICAS
Profesor del curso de Planeamiento Estratégico, Maestría de la Faculta de Petróleo de la Universidad Nacional de Ingeniería.
Se ha desempeñado como profesor del curso de Refinación, Universidad Nacional de Ingeniería (1973 – 1975).

OTROS 
Miembro del Colegio de Ingenieros.
Miembro de la Asociación Internacional de Economistas de la Energía, Estados Unidos de América.
Ex consultor de UNCTAD, ILO y UNDP.
Ha realizado múltiples publicaciones en temas económicos y energéticos.

Principales Clientes de Laub & Quijandría Consultores y Abogados:

1. Abengoa Perú S.A.
2. Aggreko Perú S.A.C.
3. Aguaytía Energy del Perú
4. AQM Copper
5. Banco Interamericano de Desarrollo
6. Banco Mundial
7. Braskem S.A.
8. Cementos Pacasmayo S.A.
9. Cenergía – Proyecto NUMES
10. Cepsa Perú S.A.
11. Cerro del Aguila S.A.
12. COES SINAC
13. Compañía Minera Antamina S.A.
14. Compañía Transmisora Andina S.A.
15. Consorcio Río Mantaro (Astaldi – GyM)
16. Corporación Financiera de Inversiones
17. Duke Energy
18. Ecos Sustainable Equity Management
19. EDC Philippines
20. Eepsa
21. Egesur S.A.
22. Electroperú S.A.
23. Empresa de Generación Huallaga S.A.
24. Energía Integral Andina
25. Enersur S.A.
26. Fosfatos del Pacífico S.A.
27. GCZ Energía S.A.
28. GyM S.A.
29. GyM Petrolera S.A.
30. Harken del Perú
31. Infraestructuras y Energías del Perú S.A.C.
32. Kallpa Generación S.A.
33. Kuntur Transportadora de Gas S.A.
34. Maple Etanol
35. Minera Barrick Misquichilca S.A.
36. Minsur S.A.
37. Mota Engil Perú S.A.
38. Nexus Group S.A.
39. Neogas Perú S.A.
40. Nitratos del Perú S.A.
41. Odebrecht Perú Ingeniería y Construcción S.A.C.
42. OPP Film
43. OSINERGMIN
44. Panamá Power Holding
45. Peruana de Gas Natural
46. Perú LNG
47. Petrobras
48. Petroperú S.A.
49. Redes Energéticas Nacionais, SGPS, S.A.
50. Rio Tinto La Granja
51. SUNAT
52. Volcan Compañía Minera S.A.A.



No hay comentarios: