martes, 9 de diciembre de 2014

Bajos Precios de los Metales Ponen en Duda Perspectivas Mineras

Publicado en el Diario La República; Lima, Martes 09 de Diciembre del 2014 *
Por Carlos Bessombes Burgos.

Al 2015-2016. Crecimiento económico para los próximos dos años también preocupa por la postergación de proyectos claves. En tanto, los costos de producción continúan encareciéndose por la baja proyección en el precio de los commodities.


De cara al 2015 y 2016 la recuperación de la economía peruana, reiteradamente sostenida por el Ejecutivo, pasará en gran medida por la entrada en producción de proyectos mineros que aportarán puntos claves al Producto Bruto Interno (PBI).

Sin embargo, según expertos consultados por La República, es el factor precio de los commodities (con proyecciones a la baja) lo que pone en duda el auge minero avizorado por el gobierno.

Solo para este año el Marco Macroeconómico Multianual (MMM) 2015-2017 previó que la recuperación del segundo semestre del 2014 pasaría en buena medida por el ingreso en producción del proyecto Toromocho (Junín), que aportaría 0,3 % sobre el crecimiento anual del PBI.

Sin embargo, para Jorge Manco Zaconetti, investigador de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, este proyecto ha tenido un retraso inesperado motivado por el alto contenido de arsénico que implica una producción menor a 90 mil toneladas de cobre, cuando se esperaba unas 250 mil toneladas.

Perspectivas inciertas

Mirando al año 2015, se proyectaba un crecimiento de 5%, pues el MEF había previsto que los proyectos cupríferos Toromocho (ingreso al 100%) y Las Bambas (Apurímac) aportarían cerca de un punto porcentual del PBI.

No obstante, en los últimos días MMG, filial de China Minmetals, anunció la postergación de Las Bambas al menos hasta febrero del 2016, cuando en principio se había señalado que ingresaba en el presente trimestre. Se debe recordar que este proyecto fue comprado a Glencore Xstrata a inicios de año, constituyendo una de las adquisiciones más sonadas del 2014.

Las Bambas podría generar anualmente un aumento en el PBI de US$ 4.455 millones (US$ 2.646 millones por exportación) y crear 29 mil empleos más en el sector minero y 429 mil puestos de trabajo adicionales en total (directos e indirectos).

Una situación más preocupante es la ocurrida con el proyecto de cobre Michiquillay en Cajamarca, cuyo contrato con el Estado peruano acaba de ser rescindido por Anglo American por motivos empresariales. Se trata de un proyecto cuya inversión asciende a US$ 1.000 millones y que no repercutiría en el compromiso que tiene la empresa con el proyecto Quellaveco (Moquegua), pero que recién será presentado a su directorio en el 2015.

El departamento de estudios económicos del Scotiabank estima que al 2015 habría una importante inversión en el desarrollo de los proyectos mineros Tía María (Arequipa) y la Ampliación de Toquepala (Tacna) de Southern Perú Copper, así como la continuidad de proyectos como la Ampliación de Cerro Verde (Arequipa).

Carlos Herrera Descalzi, ex ministro de Energía y Minas, dijo que existen dos temas centrales en el retraso de proyectos, uno el factor económico y otro que viene por el lado de los conflictos.

Explicó que un proyecto no se ejecuta si su economía no es suficientemente buena y esta se afecta por el aumento de costos que suben si la legislación de un país es más exigente o si ante la carencia de infraestructura debe ser asumida por la empresa.

Agregó que estos costos suben también si existen problemas ambientales y sociales. "Otro problema es que bajen los precios, pues resta atractivo. Vemos que en el caso de Perú han ocurrido todas estas cosas a la vez", acotó.

Un factor adicional, señala Herrera Descalzi, para la recuperación o no del sector minero, es la incógnita que se abre con la cercanía de las elecciones presidenciales en el 2016.

"Hay inversiones en marcha que no se detienen, pero las que todavía no se inician querrán esperar los resultados. Pero no hay que olvidar que el Perú ha pasado por diversas aguas políticas en los últimos 20 años y no le sucedió nada al país ni a las inversiones", anotó.

FACTOR PRECIOS

Según el MMM para este año la cotización del oro cerraría en US$ 1.250 la onza; en el 2015 en US$ 1.190, y en el 2016 en US$ 11.190. En tanto que el cobre en el 2014 cerraría en US$ 313 la libra, en el 2015 en US$ 305, y en el 2016 en US$ 300.


"Lo que se hubiese podido obtener en ingresos e impuestos en proyectos que debieron madurar en estos años ha sido afectado por la baja internacional en el precio del cobre. Allí están los dos o tres puntos porcentuales de PBI que el país demanda, y cuando se habla del crecimiento económico (al menos en 2015) no hay una relación entre los proyectos mineros y el comportamiento del precio de los minerales", advierte Manco Zaconetti.

(*) Ver en el siguiente link:

No hay comentarios: