miércoles, 11 de septiembre de 2013

LA SEGURIDAD INTEGRAL CON CACSI Y UNMSM

ESCRIBE: MANCO ZACONETTI, JORGE (Director del CEUPS)

El pasado sábado 7 de septiembre tuve la oportunidad de participar en la ceremonia de graduación de la XII y XIII Promoción en el “Diplomado de Especialización en Administración en Seguridad Integral” realizado por la empresa Centro de Asesoría & Capacitación en Seguridad Integral (CACSI) y auspiciado por la facultad de Ciencias Económicas de la UNMSM (FCE) y supervisado por el Centro de Extensión y Proyección Social (CEUPS) de la facultad, unidad de gestión cuya dirección tengo el honor de ejercer en el marco de las políticas de asociación público/privada, para extender los beneficios de la educación y capacitación superior a los sectores que no acceden a la educación universitaria tradicional. 

En el auditorio de la facultad más de 140 graduandos con sus familias fueron partícipes de una emotiva ceremonia donde se ponía término a un ciclo de 7 meses de capacitación en diversas materias sobre la seguridad integral cuyos principios debiéramos conocer y ejercer ante la complejidad del mundo moderno y nuestra aspiración de alcanzar el desarrollo económico.

Se ha convertido en una práctica académica que las clausuras se realicen en nuestro campus universitario, y esta ceremonia corresponde a la octava oportunidad, donde representantes del sector privado, concretamente empresas de prestigio nacional e internacional como Prosegur, Liderman, Seguroc, como del sector público como la Gerencia de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Lima, y otras confían en la calidad de los cursos impartidos por las empresas auspiciadas y supervisados por el CEUPS.

Como director resumo los aspectos centrales de mi intervención en el discurso de orden ante un auditorio ávido de conocimiento, contando con la presencia de los altos directivos de Cacsi, ESAN,  de la gerencia de bancos de Prosegur, de la Municipalidad de Lima y del Director Académico profesor Geiner Marín que representaba al señor decano de nuestra facultad.

En primer lugar agradecía la confianza de las empresas privadas y organismo públicos depositada en la facultad de Ciencias Económicas y en Cacsi, al permitir la formación académica y práctica de sus trabajadores en nuestras instituciones; ello constituye una prueba más que nuestra Universidad está al servicio del país, del interés público, pues la seguridad integral es una condición fundamental para asegurar el crecimiento económico con redistribución social del excedente.

La facultad de Ciencias Económicas y el CEUPS y las empresas especializadas en la capacitación mediante cursos que permiten la obtención de los diplomas de especialización y diplomados, desarrollan las sinergias necesarias en el marco de una alianza estratégica que nos permiten ganancias compartidas en el marco del fomento de una cultura del éxito, donde la universidad y el conocimiento nos permite llegar a aquellos sectores que por una serie de razones y dificultades no acceden a la educación universitaria tradicional.

Es más, en el caso específico de la seguridad integral empresas como Cacsi se han especializado en una problemática que cada vez adquiere una mayor importancia, pues no solamente se trata de la seguridad física de las empresas, sino también aspectos técnicos y de inteligencia, se trata de asumir la seguridad en el transporte, en las condiciones de trabajo, sobre todo en las actividades de alto riesgo como puede ser el trabajo desplegado en el sector minero y energético.

Insisto en la relevancia de la seguridad integral como una condición indispensable para alcanzar el desarrollo económico que tentativamente se podría definir como el crecimiento económico continuado más la redistribución social del excedente a través de políticas sensatas. Insistiendo que el mejor instrumento de la lucha contra la pobreza es el fomento del empleo con ingresos dignos.

Si se tiene presente que Lima por ejemplo es después del Distrito Federal de México, Rio Janeiro, Bogotá una de las ciudades con los más altos índices de violencia y de inseguridad ciudadana, fenómeno que deprecia la calidad de vida de los peruanos, afectando el desenvolvimiento de las actividades económicas como el turismo, las inversiones inmobiliarias, gastronómicas, el transporte, la banca y los negocios en general.

En términos cuantitativos y económicos son altos los costos de la inseguridad ciudadana, el narcotráfico y la violencia en general. Es más, conjuntamente con las prácticas corruptas constituyen los fenómenos modernos que devalúan y atentan contra la democracia. De allí la importancia de la capacitación en los diversos aspectos que corresponden a la seguridad integral.

Por ello, estamos complacidos de fomentar, participar, supervisar los diversos cursos que engloba la seguridad integral en estas promociones que pondrán en práctica los conocimientos adquiridos. 
La seguridad energética, la seguridad alimentaria, la seguridad integral de los estados, empresas y familias constituyen condiciones necesarias pero no suficientes para alcanzar el desarrollo económico. Se requiere de la necesaria voluntad política de una clase dirigente en el Perú que permita una relación fluida entre el Estado y el mercado, con las necesarias inversiones público/privada que demandan una mayor seguridad integral para hacerse realidad.



No hay comentarios: