lunes, 26 de julio de 2010

CAMISEA: LA MALDICIÓN DE LOS RECURSOS NATURALES

EXPORTACIÓN DE HIDROCARBUROS

Las exportaciones de hidrocarburos de las empresas domiciliadas en nuestro país están constituidas por petróleo crudo pesado, petróleos industriales conocidos como residuales, y con la entrada en operaciones de Camisea en el lote 88 y desde setiembre del 2008 con el lote 56, se exportan derivados de los líquidos de gas natural (LGN), como la nafta virgen, hidrocarburos como el propano, butano más gas licuado de petróleo hacia China Popular, Canadá, Japón, Estados Unidos de Norteamérica y Ecuador especialmente.

Si se tiene presente que los líquidos se extraen conjuntamente con el gas natural que se reinyecta, también deberían cuestionar las exportaciones de los líquidos, que constituyen la parte más valiosa de Camisea por los precios pagados que se valorizan tanto como el petróleo. Es decir, los opositores a la exportación del gas natural licuefactado destinado hacia Norteamérica deberían también criticar la exportación de la nafta, propano y butano y las exportaciones de hidrocarburos hacia Chile.

Es decir, las exportaciones de hidrocarburos desde nuestro país al resto del mundo están constituidas por el petróleo crudo y derivados, por los derivados de líquidos de gas natural y desde junio del presente año, por crecientes volúmenes de gas natural licuefactado, es decir, gas natural convertido en líquido para que pueda ser transportado en buques metaneros hacia Norteamérica, Canadá y Estados Unidos.

Con el cuadro en referencia “Pluspetrol (Norte + Camisea): Exportaciones”, resulta evidente las exportaciones realizadas estimadas en barriles por días calendarios (B/DC) pues en la realidad se realizan por embarques. Es la empresa Pluspetrol Norte que opera en la selva nororiental los lotes 8 y 1-AB con una producción decreciente que de manera conjunta no superan los 40 mil barriles diarios de un crudo pesado la que exporta; así de manera significativa se exportaron volúmenes en el 2006 equivalentes a 23,832 barriles diarios y en el 2009 disminuyó para sumar los 19,133 barriles diarios.

Debiera ser interesante interrogarse hacia dónde se destina la exportación proveniente de Pluspetrol Norte considerando como ejemplo el año 2009. Así, de los 19,133 barriles diarios exportados de crudo pesado, unos 15,030 barriles diarios se destinan a los Estados Unidos de Norteamérica y 4,104 barriles diarios se dirigen hacia Chile, y nadie cuestiona dicha venta en un mundo globalizado. Estos barriles de crudo pesado son tratados en las refinerías de esos países para obtener diesel y gasolinas, pues la refinería de Talara-PetroPerú no puede procesar crudos pesados.

Continuando con el análisis de las exportaciones, la empresa Pluspetrol Perú Corporation operadora de los campos de Camisea en los lotes 88 y 56, está produciendo en el 2009 más de 36 mil barriles diarios de líquidos de natural en el lote 88 y más de 34 mil barriles diarios de líquidos en el lote 56, ello es posible con la extracción de más de mil millones de pies cúbicos diarios de los cuales aproximadamente 280 millones de pies cúbicos diarios se venden en el mercado interno y más de 700 millones de pies cúbicos diarios se reinyectan.

Por tanto, la producción conjunta de los líquidos de gas natural (LGN) más de 70 mil barriles diarios se separan en el Campo de Malvinas en Camisea, que trasladados por ducto hacia la costa se fraccionan con altas temperaturas en la Planta de Pisco, donde se obtienen los derivados como la nafta virgen es decir una especie de gasolina cruda (40%), diesel 2 limpio sin azufre (10%) que lo compra PetroPerú, y el resto se transforma en los hidrocarburos como propano y butano (50%) que combinados en una proporción de 55%-45% respectivamente conforman el gas licuado de petróleo (GLP) más conocido como gas doméstico que se vende en balones.

Como resulta evidente de los 70 mil barriles diarios de líquidos de gas natural provenientes de los campos de Camisea, transformados en propano, butano, diesel y nafta donde la mayor parte se consumen en el mercado interno en volúmenes superiores a los 43 mil barriles diarios, y un promedio de 22,510 barriles diarios de nafta virgen se exportan principalmente a China Popular en un promedio de 6,389 barriles diarios, al Canadá 6,901 barriles diarios, a los Estados Unidos se exportan 2,501 barriles diarios y al Japón 2,550 barriles diarios. Me pregunto ¿por qué no se cuestionan estas exportaciones?

En el mismo sentido, se exportan 5,090 barriles diarios de propano y 2,853 barriles diarios de butano, de los cuales principalmente se dirigen al Ecuador con 2,940 barriles diarios de propano y 1,282 barriles en promedio de butano. Dicho sea de paso la lógica de los acuerdos negociados entre el Estado peruano y el Consorcio Camisea arribados en el 2005, era que en ningún caso los precios de exportación del propano y butano serían inferiores a los vigentes en el mercado interno. Velar por su cumplimiento ello era y es una responsabilidad del organismo regulador Osinergmin, y no de las empresas que tienen como objetivo maximizar sus utilidades. Por ello cabe interrogarse si esta institución ¿está cumpliendo su rol fiscalizador?



En verdad, las exportaciones de los derivados provenientes de los líquidos de gas natural (LGN) de los campos de Camisea bajo responsabilidad de Pluspetrol Perú Corporation, sean por la nafta, propano, butano, gas licuado más solventes tienen valores crecientes, así en el 2007 estas exportaciones fueron equivalentes a más de 531 millones de dólares, en el 2008 fueron del orden de los 520 millones de dólares para aumentar a los 683 millones en el 2009, todo ello según el Boletín Mensual de Aduanas.

EXPORTACIONES EN CUESTIÓN

En razón de las prácticas comerciales y la naturaleza de los contratos de licencia donde una vez firmados los contratos y abonadas las regalías a PerúPetro, las empresas pueden hacer el uso más conveniente a sus intereses. Ello explica por ejemplo las exportaciones de crudo pesado que realiza Pluspetrol Norte hacia Chile por volúmenes que fluctúan entre los 5,203 barriles diarios en el 2008 a 4,104 barriles en el 2009. En el mismo sentido, la transnacional española Repsol/YPF embarca hacia dicho país residuales industriales 6 producidos en la refinería La Pampilla, por 4,614 barriles diarios en el 2008 y por 1,065 barriles en el 2009. Ver cuadro “Exportaciones de Hidrocarburos hacia Chile”.



Si bien se reconoce que Chile está pagando por el gas natural casi 10 dólares por millón de BTU, es decir, casi el doble del precio del Henry Hub y dispone de dos plantas de regasificación ubicadas en Mejillones norte de Chile y en Quinteros en la región central necesarias para convertir el gas natural líquido en estado gaseoso con conexión con sus redes. De esta forma dicho país ha resuelto la dependencia de las importaciones de gas natural proveniente de la Argentina.

Sin embargo, en respeto al interés nacional, el Perú no puede aceptar la exportación del gas licuefactado hacia Chile por más rentable que fuere el negocio para las empresas privadas, mientras no se resuelva la delimitación marítima que cercena las 200 millas a los departamentos del sur de nuestro país. No entender esto sería una claudicación histórica frente a nuestros agresivos vecinos.

Este análisis de las exportaciones de los derivados de los líquidos de gas natural demuestra que las exportaciones de hidrocarburos sea de petróleo, derivados de los líquidos o gas natural licuefactado a partir de junio pasado, constituyen prácticas usuales en un mundo globalizado, y lo que debiera cuestionarse son las condiciones económicas y jurídicas de la exportación.

Por ello, sostenemos que no resulta razonable cuestionar la exportación de gas natural licuefactado bajo responsabilidad del Consorcio Perú LNG en un contrato privado con la transnacional Repsol/YPF a partir de las reservas del lote 56, sino las condiciones económicas y jurídicas de la exportación, es decir, la determinación de los precios de exportación y la fijación de las regalías que percibiría el fisco, pues no resulta equitativo que las regalías por el gas exportado resulten una fracción de las regalías obtenidas en el mercado interno.

Así, también para asegurar la autonomía energética de nuestro país se deben “desacoplar” las reservas de gas natural del lote 88 del proyecto de exportación del Consorcio Perú LNG que debe “caminar con sus reservas propias” previa renegociación de las regalías por pagar al fisco. Desde el punto de vista capitalista el riesgo debe ser asumido por las empresas, y para hacer ello posible deben efectuar inversiones exploratorias para descubrir más reservas en los lotes 56, 57, 58 y otros.

De allí, la necesaria renegociación entre el Estado y el Consorcio Camisea para revisar directamente las regalías de exportación e indirectamente los precios de exportación, como lo dispone el DS Nº 039-2010-EM, en un proceso que no debiera durar más de tres meses para evitar el uso político demagógico sobre la exportación del gas natural en un contexto electoral que ponga en riesgo la gobernabilidad del país.

No hay comentarios: