viernes, 12 de marzo de 2010

Carta del Profesor-Investigador Humberto Campodónico

Por intermedio de la presente me dirijo a los profesores firmantes del Comunicado “Salvemos a Nuestra Facultad” para manifestarles en primer lugar mi agradecimiento por su confianza y generosidad en la designación de mi persona como candidato al decanato de nuestra querida facultad. Es más, concuerdo plenamente con los principales postulados allí señalados, y me comprometo a desplegar mis mayores esfuerzos con el colectivo de profesores que de verdad aspiran a un cambio académico cualitativo en nuestra facultad y universidad.

Está claro para todos que la Facultad de Ciencias Económicas de nuestra universidad está atravesando una profunda crisis, como producto de la postración académica a lo que se suma la falta de transparencia y de institucionalidad en la dirección de los órganos de gobierno.

Estoy también de acuerdo con el Comunicado cuando señala explícitamente que se convoca a todos los profesores que aspiran por un cambio en la Facultad y la Universidad para potenciar la investigación académica de los profesores y estudiantes, pues ellos son la razón de ser de la universidad. El objetivo es la creación de una verdadera comunidad académica al interior de la Facultad de Ciencias Económicas que tenga como ejes centrales la investigación, creación de conocimiento y la proyección social.

A pesar de las generaciones de estudiantes que se han graduado en los programas de titulación en mengua de la sustentación de la tesis de grado, no existe una generación de recambio que asuma con dedicación, esfuerzo y calidad las labores docentes para los próximos años. Será un compromiso de mi gobierno promover a los mejores estudiantes a la docencia desde las ayudantías, y jefaturas de práctica, promoviendo la calificación de nuestros profesores.

En tal sentido, constituye un desafío la formación del pensamiento económico sanmarquino que tenga en la relación Estado-mercado la base del quehacer intelectual, científico y laboral. Para ello debemos recoger la valiosa herencia de los viejos maestros sanmarquinos de nuestra facultad: Emilio Romero, Bruno Moll, Virgilio Roel y tantos otros que dedicaron sus mejores esfuerzos a nuestra facultad.

Para lograr estos objetivos es indispensable contar con un plan de desarrollo estratégico y ponernos al día con los requerimientos de las tecnologías de la información y del conocimiento, que implican nuevos enfoques en el currículum, en la creación de otras escuelas de economía y los métodos de enseñanza, tanto al nivel del pre-grado como del post-grado.

Sin embargo, para lograr estos objetivos debemos pasar del diagnóstico a la acción directa, al trabajo disciplinado y administrativo de todos los días. Esto exige dedicación de horas de esfuerzo de todo el equipo de profesores que somos conscientes de la necesidad de salvar a nuestra facultad de la postración académica para convertirnos en un interlocutor válido ante la comunidad nacional e internacional. Asumiremos ese compromiso con honestidad, responsabilidad y dedicación de ser elegido Decano de la Facultad de Ciencias Económicas.

Atentamente,

Magíster Humberto Campodónico Sánchez
Opinión de los profesores con respecto a la Carta del Profesor - Investigador Humberto Campodónico

LLeyni Reátegui:

Colegas de Economía:

Está muy bien la propuesta, se dice que el profesor Campodónico bajará a las bases a difundir su propuesta y COMPROMISO de trabajo en la Facultad. Es importante que también señale quienes serán sus colaboradores en los Dptos. y oficinas de Dirección de la Facultad; lo que el profesor Barrientos señala como: "listas que se presenten a este proceso electoral previamente deben hacer conocer quienes serán las personas que propondrán para dirigir cada una de las unidades de la facultad".

Fecha: 15 de Marzo del 2010


Pedro Barrientos:

Estimados profesores, desde mi punto de vista es complicado el ejemplo de las flores aplicado a nuestra realidad. Habría que entender que significado tiene el concepto democracia. Pero algo se está avanzando y habrá que esperar las consecuencias.
Entonces, el ejemplo tendrá valor.

En cuanto a lo expuesto en el reciente comunicado convengo en expresar lo siguiente:

1. Coincido en que hay profesores que desean tener la posibilidad de comunicar sus ideas, pero por las propias características de nuestro trabajo no se puede. No hay coincidencia de horarios. Algunos damos clases en la mañana, otros en la tarde, y muchos en la noche, aparte de que no todos en la misma facultad. Propusimos en una nota anterior que el internet es la solución, en coincidencia con lo que mencionan los profesores Ospino y Pinto. Si la mayoría de los profesores lo hace se puede considerar un buen ejercicio democrático. Es un ejemplo de la metáfora de las flores.

2. No estoy seguro de que se haya perdido posicionamiento, en todo caso habría que hacer seguimiento. Es necesario tener cifras como lo hace todo científico. En nuestra facultad hay unidades que tendrían como función investigar como le está yendo a nuestra facultad respecto a otras similares; por si acaso no le corresponde al Instituto de Investigaciones. Tal vez lo debería realizar la oficina que se encarga de la búsqueda de acreditación. Los resultados por supuesto deben ser conocidos por los profesores. Aparte, hay que considerar que como Universidad tenemos limitaciones presupuestales. En todo caso, la comparación es relativa.

3. Es verdad, que estando en el inicio de la segunda década del siglo XXI debemos dar un salto cuántico, que nos lleve a fortalecer o tener un posicionamiento académico más sólido. Caminar corriendo para tomar un lugar de vanguardia. Se debe comenzar con la integración de los mejores cuadros que dirigirán la facultad.
Considero que las listas que se presenten a este proceso electoral previamente deben hacer conocer quienes serán las personas que propondrán para dirigir cada una de las unidades de la facultad. Aunque nuestro voto para Decano y demás cuadros es indirecto es un ejemplo democrático transparente. Recuerdo a un profesor que nos citaba "entre bomberos no nos podemos pisar la manguera". Un ejemplo de transparencia es lo que propone el profesor Manco en relación al profesor Campodónico, pero falta; tal vez sea el inicio.

4. Finalmente, tal como se anota es necesario buscar el consenso de los profesores, con el respeto de sus tendencias, para el logro de la meta que se está proponiendo.
Ojalá sigamos dialogando electrónicamente. Nos queda poco tiempo para dar nuestra opinión y llegar al momento de las elecciones con toda la transparencia que es necesaria en todo proceso democrático.

Fecha: 12 de Marzo del 2010

No hay comentarios: