martes, 27 de enero de 2015

EN CONTROVERSIA LA MASIFICACIÓN DE GAS NATURAL EN PIURA

OLYMPIC/SECHURA OIL VERSUS PROMIGAS Y ENERGÍA DE BOGOTÁ CON GMP

ESCRIBE: JORGE MANCO ZACONETTI (Investigador UNMSM)

Olympic Inc. Sucursal del Perú es una empresa petrolera que explota exitosamente el lote XIII A (crudo) y B (gas) en Piura levantando la producción de petróleo de los 336 barriles diarios en el 2007 a más de 6,335 barriles al día como promedio en el 2014. Ello le ha permitido incrementar sus ingresos anuales superando los 150 millones de dólares, abonando regalías al estado que en el 2013 fueron de casi 63 millones de dólares, con una tasa promedio de 32 por ciento.

Con una producción de crudo creciente ha valorizado también las reservas de gas natural extrayendo un promedio de 15 millones de pies cúbicos de gas diarios, lo cual le ha permitido abastecer a las empresas pesqueras de Paita e industriales de la zona. Es más, hacia fines del 2011 inauguró una planta térmica de generación eléctrica de 30 megavatios (MW) con proyecto de ampliación a 45 MW, ligada al Sistema Nacional Interconectado.

En el mismo sentido, con fuertes inversiones ha mandado a construir en los Estados Unidos de Norteamérica una planta de fertilizantes que aprovechará el gas metano para producir  urea que es un fertilizante del cual somos absolutamente deficitarios, pues de una demanda interna superior a las 400 mil toneladas por año, importamos más del 95 por ciento de dichos volúmenes.

Con dicha planta que estará operativa a partir del 2016 en Piura se producirá un promedio de 200 toneladas diarias de urea lo cual le permitirá satisfacer aproximadamente el 20 por ciento de la demanda nacional de dicho insumo vital para la agricultura. Es decir, después del desmantelamiento de la planta de urea y negro de humo de la refinería de Talara/PetroPerú en 1991, el país contará con una planta nueva de urea.

Con dichos antecedentes productivos Olympic que tiene reservas probadas de gas natural y crudo, se asocia con la empresa Sechura Oil & Gas SAC para participar en una licitación convocada por el Ministerio de Energía y Minas con el objetivo de construir una red distribución por ductos que permita masificar el gas natural para satisfacer el consumo residencial, industrial y automotriz de las provincias de Piura, Sullana, Paita, Sechura y Talara.

Si se tiene presente que el principal combustible popular en el norte del país es la utilización de la leña a partir de la deforestación del algarrobo con las consecuencias ambientales que ello conlleva. Si a ello se agrega la demanda del gas licuado de petróleo (GLP) que se expende en balones para satisfacer las necesidades de las familias principalmente en las ciudades, podemos estimar las ventajas de tener un combustible más barato y limpio como el gas natural.

Reconociendo que una familia promedio en Piura demanda dos balones de GLP al mes pagando precios iguales o superiores a Lima de 35 nuevos soles el balón, se puede afirmar que la masificación del gas natural en dicho departamento será favorable para las familias, pues en lugar de abonar un promedio de 70 nuevos soles por el consumo del GLP a lo sumo tendría que pagar 20 nuevos soles en gas natural.

Como, parte de los montos de inversión en la licitación el Consorcio ganador asumió el compromiso de satisfacer la demanda de gas natural en los primeros ocho años con conexiones a más de 70 mil familias de la región, al margen de las industrias que operan en una de las regiones más dinámicas del país.

Sin embargo, el consorcio conformado por Olympic y Sechura Oil and Gas a pesar de haber sido reconocido por el propio Ministerio de Energía y Minas como ganador en la licitación para la distribución por ductos el 5 de noviembre del año pasado, está obstaculizando y demorando la autorización para la construcción de la red, por observaciones fuera de tiempo del consorcio perdedor.

¿Quiénes conforman el consorcio perdedor? El consorcio que ha presentado a destiempo observaciones al debido proceso está conformado por las empresas colombianas Promigás y la empresa Energía Eléctrica de Bogotá que tienen como aliado estratégico a la empresa Graña y Montero Petrolera, una empresa afín a los intereses del estudio Laub & Quijandría que tenía hasta febrero del 2014 al actual ministro de Energía y Minas, Ing. Eleodoro Mayorga como uno de sus principales socios.

A diferencia de la empresa Sechura Oil & Gas que tiene el respaldo productivo, la experiencia y las reservas probadas de gas natural para los próximos 20 años, el consorcio perdedor conformado por las empresas colombianas mencionadas no tienen una molécula de gas natural en su haber, salvo las que pudieran tener de la empresa petrolera Graña y Montero u otra.

De anularse la licitación para la distribución de gas natural en Piura los perjudicados serán las miles de familias piuranas que anhelan el gas natural en sus hogares, los cientos de transportistas y empresas que demandan un energético barato y limpio. Pues iniciar un nuevo proceso demandaría un tiempo mayor a los 3 años según los expertos legales consultados.

Es más, el estado se vería afectado pues el consorcio ganador Olympic/ Sechura Oil and Gas demandaría al estado por daños y perjuicios pues habiendo cumplido con los parámetros legales, técnicos y económicos a diferencia del consorcio perdedor que no presentó correctamente las proyecciones en el precio del gas natural.

En verdad, la mano negra del ministro del sector, reconocido y graduado lobista en la buena pro a un solo consorcio  en el Gasoducto del Sur, en la privatización de los terminales de PetroPerú a favor de Graña y Montero, en la extensión indebida a favor de Maple de los pozos y refinería de PetroPerú en Pucallpa y sobre todo en las gollerías contractuales para la noruega Interoil por los lotes III y IV, estaría recomendando extrañamente la asociación entre el consorcio ganador y el perdedor.

Estaremos atentos a la resolución que adopte el ministerio en un futuro próximo esperando que se apueste por la masificación del gas natural en el departamento piurano en el menor tiempo posible. Esta es una región gasífera donde hasta no hace mucho se ha estado venteando o quemando el gas natural, y resultaría inaceptable que se trate de favorecer al consorcio perdedor (Promigás y eléctrica de Bogotá) que ya opera en la distribución de gas natural en Lima Metropolitana y en los departamentos de Ancash, La Libertad y Lambayeque.



No hay comentarios: