viernes, 23 de noviembre de 2012

TACNA Y MOQUEGUA, MINERÍA Y DESARROLLO*

ESCRIBE: ECO. JORGE MANCO ZACONETTI (Investigador UNMSM)

Los dos departamentos del extremo sur peruano tienen los más altos índices de desarrollo humano, después de Lima Metropolitana y las tasas más bajas de pobreza a nivel nacional.

En Tacna, de cada 100 ciudadanos solo el 14% es considerado pobre y en Moquegua el 15.7% frente al 63.1% de Apurímac, el 56% de Puno y el 49.5% del Cusco.

Podemos discrepar sobre la medición de la pobreza, pero estos son los datos oficiales proporcionados por el INEI y la Encuesta Nacional de Hogares a 2010, sumado a la percepción personal de la realidad económica y social.

Ambos departamentos en razón de su limitada extensión territorial son también los que tienen las mayores coberturas en el abastecimiento de agua potable, servicio eléctrico y un mejor nivel educativo. Su vecindad con Chile les permite atraer a miles de turistas que por el mayor poder adquisitivo de su moneda, demandan servicios de salud, comerciales y gastronómicos. Cada fin de semana, miles de chilenos "invaden" literalmente la capital tacneña, dinamizando la economía local, y empresarios chilenos importan aceitunas, páprika, aceite de oliva, cebolla, ajos, etc.

Este crecimiento económico debe ser preservado asegurando las mayores inversiones que permitan la conversión de ambos departamentos en una plataforma de exportación minera articulada a una serie de servicios turísticos, gastronómicos, comerciales, pesqueros y de agroexportación.

De allí la necesidad de resolver los requerimientos de energía, usando el gas natural de Camisea con un ramal, como el uso del gran potencial solar y geotérmico. Prácticamente, Moquegua goza de los rayos solares por más de diez horas continuas durante todo el año.

Esta relativa bonanza que tienen estos departamentos, en gran parte se explica por los diversos ingresos generados por la minería a través del canon, las regalías, los derechos de vigencia y del nuevo impuesto extraordinario a la minería que mayormente perciben los gobiernos locales y regionales, conjuntamente con las universidades públicas.

Aquí también hay que destacar el esfuerzo productivo de los trabajadores de la empresa minera Southern Perú Copper Corporation (SPCC) que tiene como principal accionista al Grupo México.

A ello se debiera agregar la demanda efectiva que generan los más de 4,300 trabajadores de la empresa minera que en su mayor parte radican en Tacna, Moquegua y Arequipa.

Esto significa que gran parte de los 153 millones de dólares anuales que corresponden al gasto laboral de 2011 generan una "capacidad de compra" que tiene un efecto multiplicador en la economía regional, con efectos positivos como también distorsiones en los precios de bienes y consumo.

Así, el índice de precios al consumidor (IPC) que estima el incremento mensual y anual de los precios promedios de los bienes y servicios, resulta mayor al de Lima, como expresión de esta relativa bonanza que debe ser aprovechada sabiamente con un desarrollo articulado, donde la minería genera los recursos para la construcción de ventajas competitivas.

La mayor homogeneidad social se percibe con una mayor presencia aimara-colla en las actividades comerciales desplazando a los herederos de la inmigración italiana.

El ilustre tacneño Jorge Basadre ha señalado innumerables veces la interdependencia material y natural entre Tacna y Arica, pues existe una continuidad geo histórica que articula Moquegua, Tacna, Arica y Tarapacá (Iquique), de allí la necesidad de una política de Estado para potenciar ventajas competitivas en los departamentos del sur. 

Sirva de ilustración los importantes recursos transferidos por concepto de canon, regalías y derechos de vigencia entre 2005 y 2011 en los referidos departamentos.

Tacna ha percibido más de 3,527 millones de nuevos soles y Moquegua 2,863 millones, que deberían ser invertidos con racionalidad económica, asegurando una mayor capacidad de agua, infraestructura, viabilidad carretera con las provincias andinas, educación y salud de calidad.

Con las inversiones en los proyectos mineros de Pucamarca, la ampliación de Toquepala, Cuajone, de la Fundición y Refinería de SPCC, más los proyectos de Quellaveco, Chucapaca y Los Calatos los departamentos de Tacna y Moquegua aseguran mayores niveles de empleo directo e indirecto, con crecientes abonos de regalías y canon minero. 

De allí la necesidad de asegurar la dotación de agua y la mayor responsabilidad ambiental-social, como lo señala reiteradamente el Presidente de la República.


* Publicado en el diario El Peruano el 23 de noviembre de 2012

http://www.elperuano.pe/Edicion/noticia.aspx?key=50977

No hay comentarios: