viernes, 23 de marzo de 2012

DEMANDAN UN NUEVO FOCAM DE CAMISEA

Ayacucho, Huancavelica, Ica, Lima Provincias y Ucayali

ESCRIBE: JORGE MANCO ZACONETTI (Investigador UNMSM)

Son múltiples los beneficios por la explotación de los hidrocarburos en Camisea por ahora limitados a los lotes 88 y 56, y será responsabilidad del presente gobierno apurar las actividades exploratorias en los lotes colindantes 57 y 58 para dotar de mayores volúmenes de gas natural al Gaseoducto del Sur y hacer posible la petroquímica en Ilo.

Desde mediados del 2004 a la fecha del lote 88 apenas se ha consumido un poco más de la mitad de un TCF (trillón de pies cúbicos de gas natural en la nomenclatura USA). Sin embargo, la importancia de la explotación de Camisea es fundamental en el crecimiento del PBI, desde su inicio impacta con las inversiones directas e indirectas. Sus efectos en la fijación de las tarifas eléctricas ha permitido su disminución; gracias a Camisea las empresas industriales que utilizan gas abaratan sus costos de energía, en el parque automotor reconvertido con más de 220 mil unidades que utilizan GNV y GLP vehicular, los precios resultan sensiblemente menores en comparación a las gasolinas.

En la producción de GLP, el efecto Camisea nos permite la autonomía en este combustible y la posibilidad en su reducción en más de cinco nuevos soles en su precio al consumidor gracias a la presencia de PetroPerú etc. Si a ello se agrega la decisión del gobierno de ampliar el consumo de gas natural a más de 400 mil familias de la ciudad capital, y llevar el gas natural a los principales departamentos del sur (Arequipa, Cusco etc.) mediante “gaseoductos virtuales” con la participación de la petrolera estatal en sinergias con la transnacional Repsol.

Por ello, se afirma que se tiene un escenario energético completamente distinto en relación al siglo pasado, existe un “ex ante y ex post” de Camisea en la historia económica de nuestro país.

Desde el punto de vista social, Camisea ha permitido importantes recursos para las regiones, sea por canon gasífero para el Cusco, renta territorial que está determinada por el 50% de regalías pagadas al Estado por el Consorcio Camisea y el 50% del impuesto a la renta que se abona al fisco. Ello le permite al departamento del Cusco tener una renta de 1,775 millones de nuevos soles en el 2011, de los cuales el 10% son transferidos al distrito de Echarate que forma parte de la provincia cusqueña de La Convención. El gobierno regional capta el 25% de dicho canon gasífero de los cuales un 5% se transfieren a la universidad pública (San Antonio de Abad)

Ello se puede observar en el cuadro “Transferencias Provenientes de la Actividad Gasífera de Camisea” 2005/2011 donde se exponen las transferencias por concepto de canon gasífero y FOCAM a los departamentos de Ayacucho, Huancavelica, Ica, Lima, Ucayali.

Por tanto, nadie puede negar los importantes ingresos que percibe el Estado a través de PerúPetro por concepto de regalías e impuesto a la renta que se obtienen por la explotación de los hidrocarburos (gas natural y líquidos) en los lotes 88 y 56, y por el transporte por medio de los ductos.

Así, en el 2005 prácticamente en el primer año completo de operaciones el Fisco obtuvo 191 millones de dólares por regalías, en el 2011 se percibieron 1,248 millones de dólares, es decir se incrementaron en 1,057 millones de dólares. En el 2011, por los líquidos de gas natural del lote 88 y 56 se obtuvieron 849 millones de dólares, y por gas natural extraído y comercializado se pagó por concepto de regalías 399 millones de dólares, de los cuales 285 millones corresponden al lote 56, cuyo gas está comprometido con la exportación.

Si bien en setiembre del 2008 el lote 56 se incorpora en la producción de líquidos de gas natural con una producción promedio de 34 mil barriles diarios, es recién en julio del 2010 cuando se inicia la exportación de gas natural licuefectado proveniente del lote 56, con regalías de exportación superiores a las del marcador Henry Hub vigente para México y Estados Unidos.

Ello explicaría que las regalías del lote 88 y 56 en el 2010 se incrementen de 811 millones a los 1,248 millones de dólares. Si se tiene presente que las regalías por el gas natural del lote 88 tienen precio regulado, y los precios de los líquidos tienen referentes internacionales, se puede afirmar que las regalías de exportación del lote 56 han tenido una notable significación, que en términos de valor de regalías significan 285 millones dólares frente a 113 millones del lote 88. Por tanto éstas se resentirán cuando se dé inicio a los compromisos con México con precios y regalías menores incluso a las tasas y precios vigentes en el país.

Igualmente, si el impuesto a la renta pagado por las operaciones del transporte por los ductos a cargo de Transportadora de Gas (TGP) era en el 2005 de un poco más de 13 millones de dólares éste aumenta en el 2009 a los 27 millones, para subir a los más de 38 millones de dólares en el 2011.

Por ello, es de justicia redistributiva que tales recursos generados capitalicen a los departamentos más pobres del país, en especial por donde pasan los ductos que trasladan el gas y los líquidos de gas natural de los lotes 88 y 56, como son Ayacucho, Huancavelica, Ica, Lima Provincias.

POR UN NUEVO FOCAM

Se debe reconocer que también constituye un aporte social de Camisea las transferencias para los departamentos de Ayacucho, Huancavelica, Ica, Ucayali, y Lima Provincias por concepto del FOCAM. Éste fue concebido como un Fondo de Desarrollo SocioEconómico del Proyecto Camisea determinado por la extensión de los gaseoductos que permiten el transporte de los líquidos y gas natural de los lotes 88 y 56 que atraviesan los referidos departamentos, pues resultaba inconcebible que los campesinos “mirasen” la riqueza gasífera sin beneficio alguno.

Con el canon gasífero para el departamento del Cusco y el FOCAM para los departamentos citados, se confirman importantes recursos para los gobiernos locales, universidades públicas y gobiernos regionales.

En el caso del canon gasífero, esto ha significado para los gobiernos locales, universidad pública y gobierno regional cusqueños más de S/ 5,816 millones nuevos soles desde el 2005 a diciembre del 2011. Con tendencia al incremento en razón de la exportación del gas natural proveniente del lote 56 y la masificación del gas del lote 88, mediante una política asumida por el presente gobierno que permitirá incrementar a 400 mil los usuarios residenciales de este energético antes del 2016.

El FOCAM fue constituido por un compromiso entre el Gobierno del Perú y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el 4 de marzo del 2004 para contribuir al desarrollo sostenible de los departamentos por donde pasan los ductos conteniendo los hidrocarburos de los lotes 88 y 56, y es vigente a partir de la ley Nº 28451.

Desde el 2005 hasta el 2011 ha representado 1,452 millones de nuevos soles para los cuatro departamentos (Ayacucho, Huancavelica, Ica, Ucayali) más Lima Provincias; importantes recursos que son utilizados en necesarias inversiones públicas regionales, infraestructura, y lucha contra la pobreza, a través del gasto social, en especial educación y salud en las regiones más pobres del país como son Huancavelica y Ayacucho castigados por la violencia terrorista y por el olvido estatal.

En especial, Ayacucho y Huancavelica tienen el triste privilegio de ser los departamentos más pobres del país si se adoptan los diferentes criterios para estimar la pobreza, desde los bajos niveles de ingresos campesinos, la elevada mortalidad infantil, las necesidades insatisfechas, o el más completo índice de desarrollo humano (IDH) planteado por el PNUD. Por ello no resultó una casualidad histórica el posicionamiento del partido “Sendero Luminoso” en estos departamentos y el inicio de la violencia subversiva hacia 1980 que ha costado miles de muertos, en especial de campesinos pobres; y donde las bases materiales que justificaron la violencia armada persisten actualmente a pesar del crecimiento económico de los últimos años.

De allí, la importancia de dotar de mayores recursos a las provincias castigadas por la violencia y la pobreza secular, en especial campesina donde un kilo de papas se intercambia por 10 centavos de nuevo sol por falta de infraestructura y energía, que permita abrir nuevos mercados, con energía barata de Camisea.

Así, resulta inconcebible que los ductos pasen cerca de Huamanga a no más de 10 Km en el poblado Vinchos y los ayacuchanos no se beneficien de la cultura del gas natural, donde la energía barata debiera ser para los más pobres, y no solamente focalizada en Lima.

Solamente la población en extrema pobreza existente, con la información disponible al 2010, en los departamentos de Ayacucho, Huancavelica, Ica, Ucayali y Lima provincias es aproximadamente de 800 mil peruanos que se reproducen en el olvido histórico del Estado y la desidia burocrática que pregona pero no asume los principios de la descentralización fiscal, la redistribución de la riqueza, y la capitalización de las regiones como el mejor mecanismo de enfrentar y administrar los conflictos sociales.

En especial Ayacucho y Huancavelica ocupan el puesto 21º y 24º en la estimación del índice de desarrollo humano (IDH), con ingresos familiares promedio de S/ 207 y S/ 132 nuevos soles mensuales respectivamente, donde casi el 30% de su población no cuenta con servicio eléctrico a pesar del ser el pulmón energético del país por medio de la Central Hidráulica del Mantaro.

Por ello, la bancada de “Gana Perú” presentó el proyecto de Ley Nº 440/2011-CR que aspira incrementar los recursos del FOCAM para los referidos departamentos sin afectar un céntimo los recursos que percibe el Cusco por concepto de canon gasífero, ni los ingresos fiscales que se transfieren a los organismos del Estado como PerúPetro, Osinergmin, Ministerio de Energía y Minas y a nuestras Fuerzas Armadas.

El referido proyecto legislativo que enriquece el FOCAM original para adecuarlo a la nueva realidad para favorecer a la población marginada históricamente, pretende incrementar la participación en las regalías pagadas por la explotación de los hidrocarburos de los lotes 88, 56 y otros lotes que en el futuro se exploten como el lote 57, y lo más importante una participación sobre el impuesto a la renta abonado por la explotación de hidrocarburos y el transporte del gas y líquidos de gas natural, con el objetivo central de capitalizar a las provincias olvidadas, desarrollar ventajas competitivas y tener más recursos para hacer realidad la inclusión social en los departamentos más pobres del Perú.



No hay comentarios: